Prestamos este servicio de carácter social a personas en situación de vulnerabilidad debido a limitaciones en su autonomía personal o dependencia para las actividades de la vida diaria. Mediante el mismo, proporcionamos una serie de atenciones personalizadas que mejoran sus condiciones de seguridad y compañía en la vida cotidiana, potencian su independencia y facilitan la integración de estas personas en su entorno habitual de convivencia, además de detectar, prevenir y, en su caso, intervenir en posibles situaciones de riesgo.

Nuestro servicio está centrado especialmente en la atención y el apoyo personal y social continuo a estas personas en situación de fragilidad por sus limitaciones asociadas a la edad, la discapacidad o la enfermedad.

Se basa en una solución tecnológica avanzada que emplea sistemas de información y telecomunicaciones instalado en casa del usuario. Al mismo tiempo, está conectado a una línea telefónica que permite al usuario contactar fácilmente con personal especializado las 24 horas del día. Adicionalmente, se instalan dispositivos complementarios, como detectores de caídas y humos, que aumentan la seguridad en el hogar. Por otro lado, el servicio incluye otras prestaciones tales como la geolocalización de usuarios y la telemedicina.