MAR 4, 2021

El Concello de Santiago de Compostela aprueba el cambio de nombre del proyecto de alumbrado inteligente destinado a conservar el patrimonio de la ciudad.

La iniciativa de alumbrado inteligente de Ferrovial Servicios, que pasa a denominarse CROMALUX, controlará la colonización biológica en las fachadas de los edificios de alto valor patrimonial y en los monumentos de la capital gallega. Se presentó oficialmente el pasado mes de diciembre y forma parte del proyecto europeo Smartiago que se desarrolla en virtud de un convenio de colaboración de la Línea FID (Fomento de la Innovación desde la Demanda) entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Concello de Santiago de Compostela.

Smartiago está financiado en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020. También está cofinanciado por la Axencia Galega de Innovación (GAIN) en un 10%.

El consorcio, formado por Televés, la Universidad de Santiago de Compostela y Ferrovial Servicios, y promovido por el Concello de Santiago, ha puesto en marcha el proyecto piloto de iluminación inteligente que ya se está aplicando a la fachada norte de la Casa del Cabildo, en la plaza de Platerías de Santiago de Compostela.

En el laboratorio, los primeros estudios realizados por la Universidad de Santiago de Compostela desde diciembre del pasado año confirman los efectos esperados por parte de las luminarias ensayadas. Así, un efecto biostático significativo sobre la biomasa y estado fisiológico de los biofilms fototróficos generados a partir de aquellos que se encuentran en la Casa del Cabildo, se viene registrando en los últimos meses en pruebas de laboratorio.

La implementación del proyecto en el edificio, que comenzará a mediados del presente año, derivará en el desarrollo global de este sistema de iluminación eficiente y medioambientalmente responsable para el control de la colonización biológica (efecto biostático), basado en tecnología LED, con telecontrol del alumbrado e integrado en la arquitectura de los edificios. Santiago de Compostela se convierte así en modelo de conservación del patrimonio a través de la iluminación pública.